Blog de Atenervasblog

Conflicto en el río Tigris y Éufrates

Como punto de partida se necesita entender que en el Medio Oriente existen distintos motivos por los cuales es afectada la zona ya sea por razones sociales, fronteras, religión e intereses externos siendo distintos puntos de coyuntura que provocan que sea propenso a conflictos por cualquier motivo. Existen casos que actualmente se denominan conflictos por recursos estratégicos como lo es el agua así que en el presente artículo se intentara aclarar uno de los conflictos que ocurren por este recurso que prevalece entre Turquía, Siria e Irak.

Quizá para la cultura occidental especialmente en América no tiene grandes problemas con respecto al agua, ya que se esta acostumbrado a los afluentes que los recorren, pero si hablamos del Medio Oriente y entendemos el clima de grandes áreas desérticas y la poca cantidad de reservas para energía renovable que este posee será más fácil hacer una imagen del porqué darle importancia al agua.

Turquía, el menos afectado de los tres que posee más afluentes importantes no solo el Tigris y el Éufrates que lo bañan se considera potencia hídrica en la zona aprovechando el cause de los ríos, pero que Irak y Siria tienen gran dependencia de estos ríos, principalmente porque el destino del agua dulce tiene como factor fundamental la agricultura esto nos lleva a que gran parte no es exactamente desaprovechada si no que por el clima es necesario en gran medida para el riego y la evaporación hace que se facture gran parte.

Para Siria e Irak estos ríos son los que permiten la existencia nacientes en Turquía, así que cualquier cambio que este desee hacer afecta a tan importante afluente lo que ha llevado a desacuerdos entre los vecinos ya que Turquía muchas veces parece no darle importancia al efecto que provocan en la corriente más abajo, estando obligado a tener que consultar con los otros dos hacen caso omiso.

En julio de 2017 se dio la situación que en la conferencia de Teherán se buscaba encontrar soluciones a los problemas ambientales como lo son las tormentas de arena y en si también el agua donde el presidente iraní hablaba sobre dejar las diferencias y ante personajes importantes de la ONU aprovecho la oportunidad para dar a conocer más la problemática con las presas hidroeléctricas que piensan construir con gran cantidad de proyectos que podrían causar afectación al caudal ya que Turquía tiene antecedentes de crear pantanos desviando el cauce.

Históricamente Siria e Irak por su dependencia a los afluentes han sido golpeados por las decisiones que tomen los turcos, así lo muestra un suceso que ocurrió en 1990 cuando decidieron bloquear el paso del Éufrates por nueve días para llenar el pantano esto dio la repercusión en que Irak movilizará tropas a la frontera y puso en amenaza a la presa.

La existencia de una de las presas mas polémicas de Turquía la Ilisu creó en 2015 un gran revuelto, ya que cambiaria por completo el caudal del río Tigris afectando a Irak y su capacidad de riego y `poniendo en riesgo la vida de los habitantes y haciendo que la presencia militar sea más grande en toda la zona y así podría aumentar los problemas ya existentes no solo Irak, si no también en la parte del Kurdistán Kurdo.

En Siria el tema del agua es grave especialmente porque sus aguas dependen de otros y afecta los cultivos y provocando el desgaste de sus mantos acuíferos, como sucedió en la sequía del 2006 al 2012 donde el gobierno no pudo intervenir de manera adecuada saliéndose por completo de sus capacidades, así que cómo no crear tensión cuando la vida de la población está en peligro y dependiente de lo que sus vecinos deseen consumir y aprovechar.

Es difícil cree que un país va a acabar con proyectos en este caso hídricos que mejoran la situación del país por el hecho de que sus vecinos están siendo afectados es ahí cuando el fin justifica los medios.  Ser potencia hídrica en zonas desérticas trae ventajas que a los demás países solo les queda aceptar y tratar de negociar, existiendo corrientes que opinan que sería una manera por la cual la región podría obligarse a comunicarse diplomáticamente para encontrar un acuerdo entre todos especialmente por el bien de la población que al final es la que es perjudicada en todo los tipos de conflictos por más simple que se pueda escuchar saber y vivir con el hecho de que no se sabe que podría pasar con el principal recurso para la vida que sin él está en incógnito si se podrá tener alimento, pero como muchas veces ocurre los intereses no tienen piedad, aunque ya ha pasado bastante tiempo y no ha sido necesario acudir a una vía militar el riesgo siempre puede estar ahí especialmente en una zona tan conflictiva siendo una posible excusa para empeorar el panorama del Medio Oriente.

Comentarios

No hay ningún comentario

Añadir un Comentario: